Marie-Catherine le Jumelle de Barneville, Baronesa d'Aulnoy

El autor: Marie-Catherine le Jumelle de Barneville, Baronesa d'Aulnoy
Enlace en Wikipedia:
Web o blog oficial:
Lectura de obras en: Proyecto Gutenberg (en francés)

Marie-Catherine le Jumelle de Barneville, Baronesa d'Aulnoy (1650/1651 – París 4 de enero de 1705) fue una escritora francesa conocida por sus cuentos de hadas y por su relato del viaje a España.

Nacida en Barneville cerca de Bourg-Achard (Eure), era miembro de una familia noble (sobrina de Marie Bruneau des Loges). En 1666 se casó con un parisino treinta años mayor que ella y de extracción dudosa, François de la Motte, Barón de Aulnoy. El barón era un librepensador y un conocido jugador que perdió una gran parte de su fortuna. Tuvieron cinco hijos.

En 1669, el Barón de Aulnoy fue acusado de traición, pero las acusaciones fueron probadas como falsas y dos hombres implicados en la acusación fueron ejecutados; entre ellos estaba el amante de la baronesa de Gudanne, la madre de Marie-Catherine. Ésta huyó del país refugiándose en Inglaterra y en 1675 se fue a España donde permaneció hasta 1685, año en el que pudo regresar a Francia gracias al perdón concedido por Luis XIV, habida cuenta de los servicios que prestó a la corona. De Madame d'Aulnoy no se sabe mucho, pero se supone que también viajó por Inglaterra y quizás España, donde habría podido reunirse con su madre.

Gran parte del tiempo lo pasó escribiendo historias inspiradas en estos destinos, convirtiéndose estas historias en sus obras más populares. En 1681 quedó viuda.

Madame de Aulnoy fijó su residencia de nuevo en París en 1690, donde su salón literario se convirtió en uno de los más populares de su tiempo, siendo visitado por los principales aristócratas y príncipes. Durante los siguientes trece años publicó tres pseudo-memorias, dos colecciones de cuentos de hadas y tres novelas históricas. Se ganó una reputación como historiadora y recopiladora de cuentos de fuera de Francia y fue admitida como miembro de la Academia Paduana dei Ricovvati con el sobrenombre de la musa de la historia, Clío. Ciento cincuenta años más tarde, historiadores mejor documentados denunciaron sus escritos como fraudulentos. En la Francia y la Inglaterra de la época, sus libros eran considerados como un simple entretenimiento, un sentimiento reflejado en las críticas de este periodo. El intento de hacer una historia seria de las guerras con los Países Bajos de Luis XIV de Francia no tuvo tanta fortuna.

Sus obras más populares fueron sus cuentos de hadas y sus historias de aventuras en Les Contes des Fées (Cuentos de hadas) y Contes Nouveaux ou Les Fées a la Mode (Cuentos nuevos o las hadas de la moda). A diferencia de los cuentos populares de Charles Perrault, de Aulnoy contaba sus historias de una forma más coloquial, tal y como se hubieran contado en un salón. Estas historias no eran en absoluto adecuadas para niños; estaban destinadas más bien a los lectores adultos de la sociedad galante. Muchas de las ediciones inglesas eran distintas del original. En la mayoría de sus cuentos figuran protagonistas femeninas activas.

OBRA DESTACADA:

Título: Cuentos de hadas
Autor: Madame d'Aulnoy

Sinopsis:

Animales parlantes, hadas, príncipes encantados, crueles madrastras y princesas enamoradas, toda la fantasía de la tradición popular, adquieren nueva forma bajo la pluma de Marie-Catherine le Jumel de Barneville, recordada por introducir en la nobleza francesa el gusto por los cuentos de hadas. Sus obras Contes de fées y Les Fées à la mode alcanzaron tanta aceptación como los cuentos del propio Perrault.

1 Opinión

Anónimo dijo...

quiero leer el los cuentos de hadas originales

10 de septiembre de 2012, 2:29

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.