Wraith

Un wraith es una aparición de una persona, viva o muerta, que puede presentarse poco antes o después de la muerte. La aparición de un wraith es a menudo considerado como un augurio.

La palabra puede ser de origen escocés (Warth), posiblemente a través del Nórdico antiguo Vörðr, que significa «guardián» (cf. el Inglés Moderno «pupilo» y «vigilante»), y en relación con el irlandés arrach, que significa «aparición». El filólogo y autor de fantasía JRR Tolkien celebró este punto de vista, cuyo uso de la palabra en la denominación de las criaturas conocidas como los Ringwraiths o nazgûl ha influido en los creadores de fantasía y horror, televisión y juegos, que lo utilizan con el sentido de una sombra de algo, un espíritu de otro mundo o, más generalmente, un misterioso ser a temer.

La descripción clásica de un wraith es idéntica a la imagen de una persona alta, una figura humanoide envuelta en un manto negro, en virtud de la cual su frente no puede verse. Los wraith tienen además largos y afilados dedos fantasmales.

En las creencias paganas europeas, son vistos como espíritus vengativos o enfurecidos que destruyen cualquier cosa que encuentran.

1 Opinión

Miguel Galicia dijo...

Se lo copiaste a wikipedia

1 de febrero de 2013, 10:28

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.