Kender

Los kender son los integrantes de una raza ficticia de pequeñas criaturas humanoides del mundo de Dragonlance.

Miden alrededor de 120 centímetros y acostumbran a llevar el pelo recogido en un copete, el cual es su orgullo. Sus rostros se muestran joviales toda la vida, si bien al llegar a cierta edad son surcados por varias líneas de finas arrugas (característica que juzgan muy atractiva).

Son criaturas curiosas por naturaleza, hábiles en las artes del latrocinio y el sigilo y amistosas con todo el mundo. Perdonan con facilidad las afrentas y llegan a estar convencidos que los objetos que hurtan a otros seres les llegaron por accidente a sus saquillos (o ponen otra excusa similar a ésta). Esto último se debe a que está en su naturaleza el intentar coger todo aquello que les llame la atención, sin ser muchas de las veces conscientes en realidad de que lo que están haciendo. En su sociedad esto no es considerado robar, ya que tienen un concepto diferente de la propiedad.

Son inmunes al miedo a menos que sea de naturaleza mágico, como el que provoca una Torre de Alta Hechicería o el aura de miedo que rodean a los dragones del mal. No obstante, al cabo del tiempo pueden llegar a desarrollar un sentimiento a medio camino entre el miedo y la preocupación, pero no por ellos mismos sino por el estado de sus seres queridos. Tal situación se da en Tasslehoff Burrfoot, cuando en las Crónicas y las Leyendas de la Dragonlance, ya se ha habituado a pensar que podría perder a sus más estimados amigos en la batalla.

Entre sus curiosas armas, que generalmente tienen más de un uso, se encuentra la jupak: un bastón acabado en forma de Y unida con una tela para formar una especie de honda. Cuando cumplen la mayoría de edad, reciben como regalo un juego de ganzúas, objetos a los que dan mucho uso durante los viajes que realizan sobre todo en su etapa juvenil, cuando sienten un gran ansia viajera.

Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.