Hidra

En la mitología griega, la Hidra era un antiguo y despiadado monstruo acuático ctónico con forma de serpiente policéfala (cuyo número va desde 5 hasta 100 e incluso 10.000 cabezas) y aliento venenoso a la que Heracles mató en uno de sus doce trabajos.

Su guarida era el lago de Lerna, donde bajo sus aguas había una entrada al Inframundo que la Hidra guardaba.

Tras llegar a la ciénaga cercana al lago Lerna, Heracles cubrió su boca y nariz con una tela para protegerse de su aliento venenoso y disparó flechas en llamas a su refugio para obligarla a salir. Pero tras cortar una de sus cabezas, Heracles descubrió que de ésta le crecían dos nuevas. Sólo con la ayuda de su sobrino Yolao, que tuvo la idea de usar una tea ardiendo para quemar el muñón del cuello tras cada decapitación, Heracles pudo matar a la Hidra.

Heracles tomó entonces su única cabeza inmortal y la enterró bajo una gran roca en el camino sagrado entre Lerna y Eleia y mojó sus flechas en la sangre venenosa de la Hidra, completando así su segundo trabajo.

Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.