Fuegos fatuos

Entre la población rural europea, especialmente en la cultura popular gaélica y eslava, se cree que los fuegos fatuos son espíritus malignos de muertos u otros seres sobrenaturales que intentan desviar a los viajeros de su camino, alejándose cada vez que alguien trata de acercarse.

Aunque los fuegos fatuos no siempre se consideran peligrosos; hay algunas leyendas que los hacen guardianes de tesoros, de forma muy parecida a como el leprechaun guiaba a los que tenían la valentía de seguirlo hasta riquezas seguras. Otras historias tratan sobre viajeros que se pierden en el bosque, se encuentran con un fuego fatuo y dependiendo de cómo le tratan, éste los pierden aún más en él o los guían fuera.

En literatura, los fuegos fatuos aparecen en el inicio de Drácula de Bram Stoker, también en las Ciénagas de los Muertos de El señor de los anillos de J. R. R. Tolkien, en la novela de Michael Ende La historia interminable o en la serie de novelas de Harry Potter de J. K. Rowling como un monstruo llamado Hinkypunk.

Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.