Drow

Un drow, en el mundo de fantasía de Dungeons & Dragons, es un elfo oscuro, principalmente en la ambientación de Reinos Olvidados.

Se caracterizan por tener el pelo blanco, la piel negra como obsidiana y ojos rojos, amarillos o violetas (aunque estos dos últimos son muy infrecuentes). El color de los ojos es debido a que poseen visión infrarroja, también llamada infravisión. Además tienen poderes mágicos y resistencia a la magia de forma innata. Como contrapartida, son débiles a la luz del día debido a que su existencia esta ligada a la oscuridad de la profundidad de la Antípoda Oscura. Además las armas drow (normalmente fabricadas con Adamantita) pierden lentamente sus propiedades mágicas si se exponen a la luz solar. Los drows son extremadamente inteligentes, ágiles, carismáticos y diestros, pero tienen cierta fragilidad física al igual que los elfos de la superficie. Como raza son diabólicos, rastreros, estafadores, mentirosos y egoístas.

La sociedad drow es matriarcal. Las mujeres poseen una mayor constitución física que los varones, lo que las hace más altas y fuertes que éstos, relegados a funciones de prácticamente nula relevancia dentro de la sociedad, lo que implica que sus cotas de poder se limitan a convertirse en los mejores magos, guerreros o exploradores, siendo en definitiva los mejores mercenarios de la sociedad, siempre que no opten por la vida contemplativa y se conviertan en simples mercaderes.

Los drow odian a sus primos de la superficie, los elfos, ya que los consideran unos débiles traidores, aunque hay que tener en cuenta que los drow consideran débiles a cualquier raza no drow.

Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.