La cigarra y la hormiga - Esopo

El sol del verano ardía sobre el campo. La cigarra cantaba a toda voz en las largas horas de la siesta, tranquilamente sentada en una rama.

Comía cuando se le antojaba y no tenía preocupaciones. Entretanto, allá abajo, las hormigas trabajaban llevando la carga de alimentos al hormiguero.

Terminó el verano, quedaron desnudos los árboles y el viento comenzó a soplar con fuerza. La cigarra sintió frío y hambre. No tenía nada para comer y se helaba. Entonces fue a pedir auxilio a sus vecinas, las hormigas. Llamó a la puerta del abrigado hormiguero y una hormiga acudió. La cigarra le pidió comida.

—¿Por qué no guardaste en el verano cuando abundaba? ¿Qué hiciste? —le preguntó la hormiga.

—Cantaba —respondió la cigarra.

—¿Mientras yo trabajaba? ¡Pues ahora baila! —dijo la hormiga dándole con la puerta en las narices.

Debemos ser prevenidos y pensar en el futuro, para no vernos luego en dificultades.


Título: La cigarra y la hormiga
Autor: Esopo

Sinopsis:

Hace un sol espléndido en verano, y la cigarra disfruta de él despreocupadamente, sin trabajar. En cambio, las hormigas se afanan en recolectar alimentos. Cuando llega el invierno, la cigarra se ve indispuesta para hacer frente a las dificultades. No les sucedió lo mismo a las hormigas, pues durante el verano se habían estado preparando para el invierno.


Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.