Ents

Los Ents son una raza del mundo de J. R. R. Tolkien, la Tierra Media. Estos Ents son pastores de árboles, árboles que se mueven, aunque lentamente. Parece que fueron inspirados en los árboles parlantes de muchos folclores del mundo.

Como sucede con hobbit, Ent es un término que en los tiempos modernos es conectado casi exclusivamente con J. R. R. Tolkien, y su uso rara vez evoca en la gente su más temprano significado.

Etimología

La palabra "Ent" fue tomada del anglosajón, donde significa "gigante". Tolkien extrajo la palabra de los fragmentos de poesías anglosajones "orþanc enta geweorc" = "trabajo de astutos gigantes" y "eald enta geweorc" = "antiguo trabajo de gigantes", que describía las ruinas romanas. En este sentido de la palabra, los Ents eran probablemente los más ubicuos de todas las criaturas en la fantasía y el folclore, tal vez sobrepasados sólo por los dragones. La palabra Ent como es usada históricamente puede referirse a cualquier número de criaturas grandes y de forma toscamente humanoide, incluyendo, pero no limitada a gigantes, trols, orcos, e incluso a Grendel del poéma Beowulf.

En este sentido de la palabra, los Ents son unos de los elemento básicos de la fantasía, y el folclore o mitología, junto con los magos, caballeros, princesas y dragones, aunque en la modernidad probablemente no se los llamara por su nombre tradicional. Junto a "Ettino" y el vocablo Jotun del nórdico antiguo, "ent" proviene del germano común etunaz.

En las obras de Tolkien

Los Ents son una antigua raza que apareció en Arda incluso antes de que lo hicieran los primeros nacidos, los elfos. Fueron creados por la Valier Yavanna con permiso y mediación de Eru Ilúvatar. Yavanna deseaba que los árboles pudieran defenderse, luego de enterarse de que los hijos de Aulë, los enanos, utilizaban la madera, talando muchos de ellos. Así, los Ents surgieron como Pastores de árboles, para proteger a los bosques de los enanos y otros peligros. A pesar de que los Ents eran seres sensibles en el tiempo de su despertar, no sabían cómo hablar hasta que los elfos les enseñaron. Bárbol, el Ent más importante en la época de El Señor de los Anillos, habla de los elfos "curando a los Ents de su mudez" que era un gran regalo que no podía ser olvidado ("siempre querían hablar de todo, los viejos elfos").

Los Ents son criaturas con forma de árbol, adoptando la forma de los árboles que cuidaban. Varían en rasgos, desde la altura al tamaño, color, y el número de pies y dedos en ellos. Por ejemplo, Bregalad cuidaba los árboles serbales y de esta manera, se parecía mucho a un serbal (alto y esbelto, etc.). En la Tercera Edad de la Tierra Media, el Bosque de Fangorn es aparentemente el único lugar donde los Ents viven, aunque los ucornos (Ents que han perdido su movilidad y que poco a poco se transforman en árboles) pueden haber sobrevivido en cualquier otro lado, como el Bosque Viejo (posiblemente el viejo Hombre-Sauce era un ucorno).

Bárbol se jactó de la fuerza de los Ents frente a Merry y Pippin. Dijo que eran más poderosos que los trolls, a quienes Morgoth (en los días antiguos de la Primera Edad) hizo supuestamente como imitación de ellos, sin poder igualar, no obstante, su fuerza. El nombre sindarin de los Ents es Onodrim, singular de Onod. Los Ents no se preocuparon en mantener su propia lengua en secreto, ya que ninguna otra raza podía dominarla, debido a su complejidad, vocalización extraña y su lentitud a la hora de trasmitir un mensaje.

Historia

Casi nada se conoce de la historia próxima de los Ents — aparentemente vivieron, brindando protección, en los grandes bosques de la Tierra Media en las edades anteriores, apareciendo brevemente cerca del final de la Primera Edad, atacando a un grupo de Enanos, aparentemente convocados por Beren y Lúthien. Bárbol parecía conocer muy bien los antiguos teritorios de Beleriand, ahora sumergidos bajo el mar. Además, contó que una vez toda la región de Eriador era un bosque enorme y parte de su dominio, pero estos bosques inmensos fueron tal vez talados por los Númenóreanos de la Segunda Edad, o destruidos en la calamitosa Guerra de los elfos y Sauron, que tuvo lugar en el siglo XVII SE. La declaración de Bárbol es apoyada por las puntualizaciones que Elrond hizo en el Concilio. Éste dijo que "Tiempo atrás una ardilla podía transportar una nuez de árbol a árbol desde Rivendel hasta el Gran Mar...", indicando implícitamente que toda la región de Eriador fue una vez un único y vasto bosque virgen, del cual el Bosque de Fangorn era sólo "el límite al Este del mismo" según Bárbol. También el Bosque Viejo es otro vestigio de este bosque primigenio.

Hubo una época en la que también había Ents mujeres, pero éstas comenzaron a desplazarse lejos de los Ents, porque a éstos les gustaban los bosques salvajes y las montañas, mientras que ellas preferían cuidar los jardines y la horticultura. Así, se dice que se mudaron a la región que más tarde se convertiría en las Tierras Pardas, a través del Gran Río Anduin. Esta área fue destruida por Sauron a fines de la Segunda Edad. Por esta, o por otra razón, las Ents mujeres desaparecieron y los Ents las buscaron durante mucho tiempo, pero nunca las pudieron encontrar. Y ahora cantan que un día se reencontrarán. En la Comunidad del Anillo, Sam Gamyi le cuenta a su sobrino Hal que había visto un gigante similar a un árbol en el norte de la Comarca. Cuando Pippin y Merry le cuentan a Bárbol cosas sobre la Comarca, éste les contesta que a las Ents mujeres les hubiera gustado esa tierra.

Al final de la historia, después de que Aragorn fue coronado rey, éste le promete a Bárbol que los Ents podrán prosperar nuevamente y extenderse hacia nuevas tierras sin la amenaza de Mordor. Sin embargo, Bárbol tristemente responde que los bosques quizás puedan esparcirse, pero los Ents no, y predice que los pocos que quedan permanecerán en el Bosque de Fangorn hasta que mengüen lentamente en número, o se "arbolezcan" (pasen a ser ucornos).

La Marcha de los Ents

En Las dos torres, el segundo volumen de El Señor de los Anillos, los Ents—usualmente pacientes y deliberantes—se enojan con Saruman, debido a que sus tropas han talado grandes cantidades de sus árboles y por ende, asesinado a una gran cantidad de Ents. Convinieron una Cámara Éntica, una reunión de los Ents del bosque de Fangorn en Derndingle. Tras una larga deliberación (si bien desde su perspectiva una rápida acción), los Ents marchan hacia el fuerte de Saruman en Isengard: la Última Marcha de los Ents. Fueron guiados por Bárbol, el más antiguo, y acompañados por los hobbits Meriadoc Brandigamo y Peregrin Tuk. Destruyeron Isengard en un asalto general y atraparon a Saruman en la torre de Orthanc.

Tolkien comentó que la destrucción de Isengard por los Ents fue basada en su decepción en Macbeth: cuando "el Bosque de Birnham se dirige al castillo Dunsinane"; Tolkien estaba menos que emocionado cuando un montón de hombres entraron en el escenario con hojas en sus gorros. Decidió que cuando hiciera esa escena para sí mismo, la haría bien.

Ents en la ficción no-Tolkieniana

En los juegos de rol fantásticos tales como Dungeons & Dragons (Calabozos y dragones en Hispanoamérica o Dragones y mazmorras en España), EverQuest, Magic: el encuentro, y la serie de juegos Warcraft (en la que aparecen variaciones de los ents llamados ancestros), los ents de Tolkien son conocidos como treants o treefolk, por razones de copyright. En todas estas encarnaciones, esta gente-árbol están muy unidos en espíritu a sus antepasados tolkienianos.

Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.