Katherine Paterson

El autor: Katherine Paterson
Enlace en Wikipedia:
Web o blog oficial: http://www.terabithia.com/ (en inglés)
Lectura de obras en: Terabithia.com (en inglés)

Katherine Paterson (Qing Jiang, China, 31 de octubre de 1932), es una escritora estadounidense de literatura infantil.

Nació en China, el 31 de octubre de 1932. Fue hija de misioneros, pero debieron huir de China por la guerra contra Japón, estableciéndose en Estados Unidos en 1940. Obtuvo un grado en inglés en King College en Bristol, Tennessee. Luego pasó un año en una escuela rural de Virginia antes de graduarse. Posteriormente obtuvo una maestría y trabajó cuatro años como misionera en Japón. Ella y su marido, Juan, tienen cuatro niños (dos biológicos y dos adoptados) y siete nietos.

Su primera novela fue escrita mientras que tomaba un curso de escritura creativa para adultos. Entre algunos de los premios que ha recibido se encuentran: el Premio Nacional del Libro (Master Puppeteer, 1976; The Great Gilly Hopkins, 1979); la medalla Jhon Newbery (Un puente hacia Terabithia, 1977; Jacob Have I Loved, 1981); el Premio Scott O‘Dell por Ficción Histórica (Jip, His Story); el Premio Hans Christian Andersen (Body of work, 1998); y el Premio Memorial Astrid Lindgren (2006). Katherine Paterson cree que los libros infantiles deben ocuparse de temas contemporáneos y realistas, por ello su obra se ve caracterizada por temas difíciles como la muerte de un ser querido. Es vice-presidenta de la Alianza Nacional de Libros y Literatura Infantil, una organización sin ánimo de lucro que aboga por la instrucción, la literatura y las bibliotecas.

Es conocida a nivel internacional principalmente por su novela Un Puente hacia Terabithia, adaptada en dos ocasiones al cine: una en 1985 y otra en 2007, aunque también ha escrito cuentos, como por ejemplo Igual al rey.

OBRA DESTACADA:

Título: Igual al rey
Autor: Katherine Paterson

Sinopsis:

Al morir el Rey, que era un buen gobernante para su pueblo, su hijo, el arrogante príncipe Rafael, debe sucederlo. En medio de su codicia y la tiranía contra su reino, el príncipe recuerda la bendición –para él, una sentencia– pronunciada por su padre antes de morir: “No podrás usar mi corona hasta el día en que te cases con una mujer que te sea igual en belleza, inteligencia y fortuna”. Pero, ¿dónde hallar una mujer así? Rafael cree que no hay nadie en el mundo que lo iguale en belleza e inteligencia, y pronto será el más rico sobre la tierra. Los consejeros se esfuerzan inútilmente trayendo al palacio hermosas princesas que no dan la talla. Sólo la aparición de un lobo encantado, que se presenta como donante en la vida de una bella muchacha campesina, hará que ésta no sólo logre doblegar el orgullo de Rafael, sino que además le exija, para ser su esposa, que sea también él, igual a ella. Para el joven no será fácil, será todo un reto que cambiará su vida y la de su reino.

Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.