Don Pepito y Don José - Canción infantil

Eran dos tipos requetefinos,
eran dos tipos medios chiflaos,
eran dos tipos casi divinos,
eran dos tipos desvarataos.
Si se encontraban en un
en una esquina,
o se encontraban en el café,
siempre se oía con voz muy fina
el saludito de Don José:

—Hola, Don Pepito.
—Hola, Don José.
—¿Pasó usted ya por casa?
—Por su casa yo pasé.
—¿Vió usted a mi abuela?
—A su abuela yo la ví.
—Adiós, Don Pepito.
—Adiós, Don José.

—Hola, Don Pepito.
—Hola, Don José.
—¿Pasó usted ya por casa?
—Por su casa yo pasé.
—¿Vió usted a mi abuela?
—A su abuela yo la ví.
—Adiós, Don Pepito.
—Adiós, Don José.
Eran dos tipos requetefinos,
eran dos tipos medios chiflaos,
eran dos tipos casi divinos,
eran dos tipos desvarataos.
Si se encontraban en un
en una esquina,
o se encontraban en el café,
siempre se oía con voz muy fina
el saludito de Don José:

—Hola, Don Pepito.
—Hola, Don José.
—¿Pasó usted ya por casa?
—Por su casa yo pasé.
—¿Vió usted a mi abuela?
—A su abuela yo la ví.
—Adiós, Don Pepito.
—Adiós, Don José.

—Hola, Don Pepito.
—Hola, Don José.
—¿Pasó usted ya por casa?
—Por su casa yo pasé.
—¿Vió usted a mi abuela?
—A su abuela yo la ví.
—Adiós, Don Pepito.
—Adiós, Don José.

Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.