Pulgarcita - Warner Bros

Pulgarcita es una película de dibujos animados del año 1994, dirigida por Gary Goldman, y producida por la Warner Bros. Historia basada en el cuento para niños Pulgarcita escrito por Hans Christian Andersen.

Argumento

La película comienza en un pueblo, donde Jacquimo (Gino Conforti), comienza a contar la historia de una solitaria mujer (Barbara Cook), quien quiere tener un hijo desde hace mucho tiempo. Un buen día, una mendiga la visita y le da unos granos de cebada para plantarlos y, al día siguiente, de la flor que había plantado florece una pequeña niña «no más grande que su dedo pulgar». La mujer la llamó Pulgarcita (Jodi Benson).

Pulgarcita pasa tiempo en la granja de su madre, donde se encuentran los animales de ésta, pero está preocupada porque no hay nadie de su tamaño. Una noche, su madre le cuenta una historia sobre hadas. Después de ser colocada en su cama, Pulgarcita imagina que algún día ella será capaz de encontrar alguien para amar («Mi Luz»). Mientras ella tarareaba para sí misma, el Príncipe Cornelius de las Hadas (Gary Imhoff) voló hasta la vidriera donde ella se encontraba y se quedó encantado de Pulgarcita. Los dos montaron a lomos de la abeja de Cornelius, Bumble. Durante ese viaje fue cuando se enamoraron («Yo te haré volar»). Durante el paseo, un sapo llamado Grundel (Joe Lynch) ve a Pulgarcita y le declara a su madre, la señora Sapo (Charo), que la quiere.

Cornelius devuelve a Pulgarcita a su vidriera y le promete volver al dia siguiente para conocer a su madre. Después de que él se fuera, Pulgarcita va a dormir a su cama de nuez, pero es raptada por la Señora Sapo. Cuando Pulgarcita se despierta a la mañana siguiente, ella está en una hoja de nenúfar lejos de casa. La señora Sapo le dice a Pulgarcita que será miembro en su compañía teatral familiar «Sapos Cantores de España» («Pulgarcita a bailar»). Pulgarcita debería también casarse con Grundel, y el grupo la dejaría sola en la hoja de nenúfar para ir a buscar el cura, a pesar de sus protestas.

Pulgarcita pedía ayuda y Jacquimo, que la escuchó, la ayudó a salir de la hoja de nenúfar y la animó a seguir a su corazón y encontrar su camino a casa para ver a su madre («Nada es imposible»). Jacquimo se prometió a sí mismo que encontraría a Cornelius, quien vivía en el Valle de las Hadas. Mientras tanto, Cornelius supo del secuestro de Pulgarcita y estuvo buscándola.

Pulgarcita casi llega a su casa, pero ella se encontró con el escarabajo Berkeley (Gilbert Gottfried), quien la quería para su actuación en el baile de los escarabajos. Pulgarcita es forzada a actuar en el baile, pero al final es echada por ser «demasiado fea» («Fea»). Grundel, quien también estaba buscando a Pulgarcita, encontró al escarabajo y le forzó a ayudarle a encontrarla.

Buscando el Valle de las Hadas, un fuerte viento empujó a Jacquimo a un árbol, conduciendo una astilla a través de su ala. Cuando el frío invierno llega, Jacquimo comienza a estar demasiado débil para volar. La nieve que cae también causó que Cornelius se cayera de su abejorro y por lo cual cayó en un estanque, donde estuvo congelado por el frío. El escarabajo encontró a Cornelius y cortó un bloque de hielo donde estaba el Príncipe de las Hadas atrapado para dárselo a Grundel.

En su casa, la madre de Pulgarcita solo podía esperar lo mejor («Mi luz [reposición]»).

Pulgarcita encontró una zapato como refugio del invierno. Ella es rescatada por la señora Rata (Carol Channing), quien le cuenta que Cornelius está muerto. La señora Rata hace que Pulgarcita se apunte con ella a visitar al Señor Topo, donde la señora Rata la convence para cantar para él. («Sol»). Los dos dan un paseo por los extensos túneles del señor Topo, donde Pulgarcita descubre a Jacquimo, congelado por el frío. El señor Topo le dice a la Señora Rata que le gustaría casarse con Pulgarcita, y ella accede a convencerla diciéndole que eso sería lo mejor («Un topo es mejor»). Grundel se entera de que Pulgarcita se va a casar con el señor Topo y abandona al congelado Cornelius, permitiendo así que los pequeños amigos bichos de Pulgarcita enciendan un fuego para derretir el hielo que ha atrapado a Cornelius.

Pulgarcita salió sigilosamente de la casa de la señora rata para visitar a Jacquimo. Él se despertó, y Pulgarcita quitó la astilla de su ala. Antes de que ella pudiera explicar que Cornelius estaba «muerto», Jacquimo voló y se fue, aún diciendo que encontraría el Valle de las Hadas.

La ceremonia de la boda comenzó, pero cuando el ministro preguntó a Pulgarcita, ella respondió que no se podía casar con el señor Topo. Ella corrió, seguida de Grundel, el escarabajo y la gente de su boda, pero Cornelius y los bichitos intervinieron, y Cornelius se enzarzó con Grundel en una batalla, la cual terminó con los dos cayendo en un enorme vacío. Pulgarcita causó que una montaña de joyas detrás de sus perseguidores cayera, asustándolos a todos y escapándose a la superficie, donde es encontrada por Jacquimo, quien dice que ha encontrado el Valle de las Hadas. Ellos vuelan hasta allá, donde Pulgarcita canta («Yo te haré volar (final)»), el hielo se rompe y Cornelius (quien, al contrario que Grundel, sobrevivió a la caída) aparece para reunirse con su amor. La pareja se besa y Cornelius le propone casarse con ella, a lo que Pulgarcita acepta, y unas preciosas alas brotan de la espalda de Pulgarcita. La boda es celebrada con la madre de Pulgarcita y la familia de Cornelius.


Da tu opinión

¿Qué puntuación le darías? Da tu opinión y sabremos cuáles son los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.